domingo, 27 de abril de 2008

Séptima Profecía Maya



Séptima Profecía Maya
Indica la posibilidad del nacimiento de una nueva conciencia. En los 13 años que van desde 1999 hasta el 2012, todos los seres humanos tendrán la oportunidad de romper sus limitaciones, accediendo a una armónica manera de entender la vida en sociedad y comprendiendo la realidad más allá de sus sentidos.

La Luz emitida desde el centro de la galaxia sincronizará a todos los seres vivos, permitiendo una nueva realidad. El sistema solar saldrá de la Noche para entrar en el Amanecer de la galaxia. La mente del hombre evolucionará; quienes eleven su energía vital vibrarán más alto y tendrán, incluso, posibilidades de comunicarse a través del pensamiento.


La energía adicional del rayo emitido por Hu Nap Hu activa el código genético de origen divino en los hombres que estén en una frecuencia de vibración alta, este sentido, ampliará la conciencia de todos los hombres, generando una nueva realidad individual, colectiva y universal.

Se conformará un gobierno armónico, con los seres más sabios y evolucionados del planeta: es alta la probabilidad de que se diluya el concepto de nacionalidad.

Una de las transformaciones más grande ocurrirá a nivel planetario, pues todos estos hombres conectados entre sí como un solo todo, darán nacimiento a un nuevo ser en el orden galáctico, La reintegración de las conciencias individuales de millones de seres humanos despertará una nueva conciencia en la que todos comprenderán que son parte de un mismo organismo gigantesco, la capacidad de leer el pensamiento entre los hombres revolucionará totalmente la civilización

Miles de años fundados en la separación entre los hombres que adoraron a un Dios lejano que juzga y castiga se transformarán para siempre, el hombre vivirá la primavera galáctica, el florecimiento de una nueva realidad basada en la reintegración con el planeta y con todos los seres humanos. En ese momento comprenderemos que somos parte integral de un único organismo gigantesco, y nos conectaremos con la tierra, los unos con los otros, con nuestro sol, y con la galaxia entera.

Todos los hombres, comprenderán que el reino mineral, vegetal, animal, y toda la materia esparcida por el universo a todas las escalas, desde un átomo, hasta una galaxia, son seres vivos, con una conciencia evolutiva. A partir del sábado 22 de diciembre del año 2012, todas las relaciones estarán basadas en la tolerancia y la flexibilidad, pues el hombre, sentirá a los otros hombres, como otra parte de sí mismo.

Los Mayas expresaban ese concepto de unidad en su saludo diario, IN LAK'ECH, que significa Yo soy otro tu, al que contestaban HALA KEN, que significa, Tu eres otro yo.