sábado, 16 de mayo de 2009

Descubren hondureños valiosas piezas en tumba maya


14 de mayo de 2009, 10:38Tegucigalpa, 14 may (PL) Especialistas hondureños descubrieron nueva tumba y piezas preciosas de la civilización maya en las legendarias ruinas de Copán, en el oeste del país, pero expertos aseguran hoy que están pendientes importantes confirmaciones sobre el hallazgo.

Una piedra jade, considerada aquí la más grande de ese mundo prehispánico, y la osamenta que podría pertenecer al segundo gobernador de los mayas de Copán, forman parte de la revelación arqueológica.

Reportes del Instituto Hondureño de Antropología e Historia indicaron que la recámara funeraria fue encontrada tres metros por debajo del piso en el cuarto central del templo Oropéndola, ubicado en la parte más alta de la Acrópolis de Copán.

Uno de los arqueólogos, Ricardo Agurcia, declaró a la prensa que este hecho resulta el colofón de una ardua faena, con la satisfacción de haber encontrado dentro la tumba vasijas de cerámica con alimentos, ollas de mármol o alabastro, conchas marinas, tres collares de cuentas de jade y orejeras de jade y concha.

Según el experto, los objetos confirman la firme afiliación de los mayas de Copán a la poderosa ciudad mexicana de Teotihuacán.

Dentro de cuatro meses, estimó, podría conocerse la identidad de la osamenta después de exhaustivos análisis a los pocos restos existentes en la urna.

El conjunto de los estudios, advirtió, llevará tiempo, pues es preciso analizar cientos de muestras y artefactos, antes de saber con certeza a qué integrante de la dinastía Maya pertenecen.

El esqueleto, explicó Agurcia al periódico La Tribuna, fue encontrado luego de colapsar el techo del sitio mortuorio, pues yacía en el fondo de la recámara funeraria con el cráneo totalmente desecho.

Durante las excavaciones, confirmó, se encontró también la pieza de jade más grande en el mundo Maya