martes, 27 de enero de 2009

Tulum pasado aún vigente

Vestigio de la cultura Maya, muestra de arquitectura y sociedad, la zona arqueológica de Tulum, ubicada sobre un acantilado en el Mar Caribe fue según estudios una de las principales ciudades mayas de los siglos XIII y XIV.Actualmente la arquitectura que aún se encuentra erigida da muestra de la suntuosidad de esa cultura que recibía en la antigüedad el nombre maya de Zamá (amanecer ó mañana). Pese a que los vestigios visibles son solo de edificaciones, estas también proporcionan rasgos culturales de esta cultura como por ejemplo que esta ciudad fue un importante centro de culto para el llamado dios descendente.Templos, observatorios y centros de comercio hicieron de esta una de las más importantes edificaciones antiguas. Algunos investigadores afirman que durante su auge Tulum representó importante enlace entre el comercio marítimo y terrestre.Las actividades comerciales de los habitantes del sitio se extendieron a puntos distantes, como comprueba el hallazgo de objetos de sílex y vasijas de cerámica procedentes de toda la Península, obsidianas y jades de Guatemala, y cascabeles y anillos de cobre provenientes del altiplano.La estructura más importante del sitio, es El Castillo, que está edificada sobre un cantil separada del resto de las ceremonias religiosas. Por lo que corresponde al templo superior, muestra cuartos abovedados con tres vanos de entrada y cuyo dintel es sostenido por dos columnas con la forma de serpientes emplumadas.Otra estructura importante es el Templo del Dios Descendente, que consta de una plataforma que sostiene un edificio de una sola pieza con banquetas adosadas a sus muros laterales, algunas de las cuales conservan restos de pinturas.El Templo de la Serie Inicial también está compuesto de una sola pieza. En su fachada aún se aprecian figuras de estuco que la adornaban. En su interior se halló la estela que registra la fecha más temprana de la zona.Así también, el Templo de los Frescos son evidentes varias etapas de construcción, aunque sólo hay una habitación, profusamente decorada con frescos, que pertenece a la primera fase, y en la Casa de las Columnas.En Tulum, también se encuentran tres observatorios en estos, los sacerdotes-astrónomos veían nacer a Venus como estrella vespertina y a su vez renacer como Estrella de la Mañana.Esta estrella que era observada por su bóveda celeste, de oriente a poniente, era observada como un dios dual que regía la vida de los pobladores de la costa del Mar Caribe; algunos de los cuales diariamente se lanzaban al agua para obtener la subsistencia, y otros se aventuraban en sus canoas para realizar viajes de comercio a gran distancia.En la naturaleza estos mayas chontales, encontraban los colores simbólicos de su mundo religioso, los cuales sirvieron para plasmar sus escenas religiosas en las bellas pinturas murales de sus templos, que aunque ya no se aprecian actualmente existieron en esplendorosa suntuosidad.