domingo, 27 de julio de 2008

Cozumel, la casa de la diosa del amor y de la fertilidad


Es una isla saturada de sol con playas color marfil y llena las expectativas de los turistas de lo que debe ser una isla tropical caribeña

La isla de Cozumel en el estado de Quintana Roo tiene 500 kilómetros cuadrados con 47 de largo y un máximo de 15 kilómetros de ancho; es la mayor de las islas mexicanas. Es, después de Cancún y Playa del Carmen, el mayor polo de turismo del Caribe Mexicano, con un gran número de visitantes. Para los mayas era un centro ceremonial como lo demuestra la zona arqueológica descubierta en el centro de la isla. En 1961 el célebre Comandante francés Cousteau filmó un documental sobre la isla y sus fondos marinos que le dieron gran publicidad en el mundo entero; así mismo, proclamó a Cozumel como uno de los lugares más finos y espectaculares para bucear en el mundo.

Es una isla saturada de sol con playas color marfil y llena las expectativas de los turistas de lo que debe ser una isla tropical caribeña, mucho menos urbanizada que Cancún con playas mas apartadas y salvajes y una cocina más auténticamente mexicana. San Miguel es su único pueblo y está localizado en el lado Oeste de la isla, donde también se distribuyen todos los hoteles.

En época de los mayas fue santuario de la diosa maya de la Luna; los antiguos mayas consideraban a la isla como "La casa de la diosa del amor y de la fertilidad", Ixchel; todas las futuras esposas de aquella época hacían el viaje desde tierra firme por lo menos una vez en su vida. Cortés desembarcó ahí durante la conquista de México mientras que el bucanero inglés Henry Morgan la utilizó como refugio para sus piraterías y durante 300 años estuvo prácticamente deshabitada.