viernes, 16 de mayo de 2008

Guías espirituales no tienen libertad para ceremonias

Chimaltenango

Sacerdotes mayas se reunieron para analizar el contenido de una iniciativa de ley, que pretende algunos cambios en la administración de los lugares sagrados utilizados para llevar a cabo ceremonias.

A pesar de que la propuesta no ha sido presentada formalmente al Congreso, fue entregada hace unos días a varios jefes de bloque para que analicen cada uno de los puntos, que se consideran vitales en la preservación de las costumbres de los pueblos indígenas.

Según la iniciativa de ley, lo que se busca es propiciar el reconocimiento, el respeto, la dignificación, el uso, la conservación, administración y acceso a lugares sagrados (construidos y naturales) de dichas comunidades.

Felipe Gómez, de la organización Oxlajuj Ajpop, comentó que los sacerdotes consideran que en la actualidad enfrentan obstáculos para efectuar algunas ceremonias, ya que el Ministerio de Cultura y Deportes les exige que hagan una solicitud por escrito.

Además, hay una gran cantidad de lugares privados, en los que también hay altares, y eso también dificulta llevar a cabo las ceremonias.

No les consultaron
Gómez añadió que las comunidades indígenas no fueron tomadas en cuenta para la creación del actual reglamento, por lo que ven como una necesidad la creación de la ley de lugares sagrados.

Reiteró que la visión de las autoridades está encaminada hacia el turismo, y dejan por un lado la cosmovisión maya de cada una de esas comunidades, en las que el guía espiritual es fundamental.

Entretanto, Andrés Diego Francisco, sacerdote maya de Huehuetenango, mencionó que es importante la modificación del reglamento para la administración de los lugares sagrados, porque cada sitio en donde se desarrollan ceremonias mayas, son el centro de atracción de toda la energía de la tierra.

Expresó que esperan que el Congreso tome en cuenta el proyecto, con el que se busca facilitar a los sacerdotes mayas el acceso a cada lugar sagrado.

En la actualidad el Ministerio de Cultura tiene registrados cuatro mil sitios de este tipo; sin embargo, se calcula que esta cantidad constituye el 30 por ciento de esos lugares que hay en Guatemala.

A diferencia del reglamento anterior, los sacerdotes proponen que los sitios sagrados puedan ser cerros, valles y montañas, y no solo arqueológicos.